Dale a Google + para hacerlo mas popular
Búsqueda personalizada

IQOPTION

Oidio


Nombre científico
Oidium leucoconium

Nombre comun: Ceniza


otra variedad : Oidium tuckeri u Oídio de la vid o Peste ceniza


  • De entre todas las enfermedades criptogámicas que pueden atacar a las plantas ornamentales, el oidio es tal vez una de las más frecuentes y también una de las pocas qué puede curarse aunque el mal lleve arraigado cierto tiempo. Ante la menor señal de manchas blancas de aspecto afieltrado hay que pensar en el oidio como causante.
¿Como se reconoce la enfermedad?
  • Los oidios son parásitos superficiales de las pantas que se caracterizan por formar sobre tallos, hojas, flores y frutos, un tapiz blanquecino de aspecto algodonoso o pulverulento. De esta masa filiforme parten hacia el interior de la planta una especie de raicillas que los botánicos denominan haustorios y cuya misión no es otra que perforar la cutícula para obtener el alimento necesario para el desarrollo del hongo. A la larga y si no se pone el oportuno remedio, la planta comienza a amarillear y termina por morir. Si la parte afectada son las flores o los frutos, éstos no se desarrollan en toda su plenitud o crecen de manera deforme. Cuando la enfermedad está completamente arraigada, cosa que normalmente coincidiendo con el otoño, sobre las manchas afieltradas de color blanco pueden distinguirse unos puntitos negros que se corresponden con los aparatos fructíferos del hongo.

¿Qué época es más propicia para la infección?
  • El oidio, al contrario que la mayoría de los hongos, necesita muy poca humedad ambiental para desarrollarse, bastándole una humedad relativa del aire entre el 70 y el 80%. Sin embargo, sí precisa calor y por ello al final de la primavera y el verano son las épocas más peligrosas.

¿A qué plantas atacan?
  • Las especies más afectadas son aquellas que completan su ciclo vital en más de un año, pues al parásito le da tiempo para asentarse y desarrollarse en toda su plenitud.
  • Entre las plantas del jardín y la terraza, tal vez sean el rosal, los crisantemos, las dalias, las violetas, los geranios, las zinnias y las lilas las especies más-afectadas.
  • Entre los géneros de porte arbóreo, el plátano de sombra, la catalpa. la lagerstroemeria y el magnolio son los más sensibles.


¿Cómo se combate?
  • Como ya hemos dicho, el ataque es relativamente superficial y. por tanto, se pueden aplicar con éxito tratamientos curativos, incluso bastante después de que se haya presentado la infección. Antiguamente los polvos de azufre eran el tratamiento clásico contra el oidio, pero algunas plantas como el rosal se resienten de estas curas. Estos datos y el feo aspecto con el que quedan las hojas tras el tratamiento, impulsó a los fabricantes a la obtención de diversos fungicidas de síntesis. El más eficaz es sin duda el Karatane que, si bien se empleó en un principio como acaricida. posteriormente se reveló como un antioidio muy enérgico. Se prepara en forma de polvos mojables al 25 % de riqueza o como líquido emulsionable al 45 % de riqueza.
  • También da resultado ir quitando las partes afectadadas cuando recien comienza y cuando se trate de pocas plantas , si son plantas para interior y/invernaculos ,en lo posible aislarlas , utilizar guantes .


Fotos provisorias extraidas de internet



Foto hongo Oidio en rosas



oidio en quercia



oidio en calabacin


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Mega

Suscribirse a Mega
Podrá guardar archivos