Dale a Google + para hacerlo mas popular
Búsqueda personalizada

Nombre científico o latín Gloxinia (= Sinningia) cardinalis , nombre común o vulgar Gloxinia , Snningia

Familia Gesneriáceas


Origen :

Género compuesto por unas 75 especies de plantas arbustivas y vivaces tuberosas procedentes de México , Argentina y Brasil . Hay numerosos híbridos .


Descripción:

Plantas con tubérculos ligeramente leñosos y de tamaño muy variado según las especies. Tallos erectos o ascendentes, con hojas ovales y flores solitarias o agrupadas en cimas que nacen en las axilas de las hojas superiores.


Cuidados básicos:

Las gloxinias se deben cultivar en emplazamientos con sombra ligera, ya que el sol directo sobre la planta resulta perjudicial. La temperatura mínima para su desarrollo debe ser de 15° C, aunque los ejemplares jóvenes precisan temperaturas algo superiores, que ronden los 18°-20° C. Los riegos han de ser escasos desde que aparezcan los brotes hasta que las hojas se abran por completo, momento en que ya se podrá regar un poco más abundantemente, pero evitando siempre los excesos. Cuando las hojas amarilleen después de la floración, se suspenderá totalmente cualquier aportación de agua.


Suelo y trasplante:

Se pueden cultivar en cualquier tipo de compost comercial para macetas, ya que no presentan ninguna exigencia especial en este punto. Las plantaciones o replantaciones se efectúan a principios de la primavera, tapando el tubérculo ligeramente con compost. En zonas frías, la época de plantación se puede retrasar hasta mediados de la primavera para que el ambiente sea más cálido.


Abonado:

Desde el momento en que aparecen las flores hasta que se marchitan, conviene aplicar un fertilizante líquido unido al agua de riego con una frecuencia de 10-14 días.


Ubicación:

Las gloxinias son plantas muy adecuadas para cultivar en macetas que se pueden situar en el interior de la vivienda o en la terraza, dependiendo del tipo de clima. También pueden mantenerse bien en invernadero.


Plagas y enfermedades:

Los principales daños los originan los riegos abundantes, que hacen que las hojas amarilleen y caigan, y que también favorecen la aparición de enfermedades fúngicas que suelen pudrir la raíz o la base del tallo. Para evitar estos daños hay que dar riegos escasos a la planta y tratar el sustrato con Captan antes de la plantación.


Consejos útiles:

La multiplicación se puede realizar empleando el mismo tubérculo del año anterior que se haya conservado sin regar y en macetas a unos 12° C de temperatura mínima. Pero también pueden obtenerse esquejes de brotes jóvenes que posean un rudimento de tubérculo en la base. Por último, la multiplicación se puede efectuar también por siembra de semillas en primavera y a una temperatura de 21° C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Mega

Suscribirse a Mega
Podrá guardar archivos