Dale a Google + para hacerlo mas popular
Búsqueda personalizada

IQOPTION

Frutales , Poda

La finalidad de la poda en los frutales es obtener un mayor número de frutos y que a la vez éstos sean más grandes y jugosos.

Pero cuidado; si podamos excesivamente, lo más probable será que se presenten mayor número de enfermedades y obtengamos pocos frutos, y si podamos poco, los frutos serán pequeños, irregulares en forma y asimismo, más propensos al ataque de plagas.


¿Cómo debe realizarse el corte?

Hay que emplear herramientas lo más limpias y afiladas posible, procurando dañar poco la madera para facilitar la cicatrización. Para evitar la entrada en la herida de bacterias u hongos, puede aplicarse una masilla protectora o pintura protectora para sellar el corte . Los cortes deben ser lisos para evitar que se almacenen agua de lluvia en los recovecos.
De esta forma se elude en parte la posible aparición de males como la caries del frutal y otras muchas enfermedades criptogámicas.

En ramas de gran diámetro, el corte debe hacerse lo más próximo posible al tronco de orden superior, sin dejar muñones, ni arañar la corteza. En las ramas más jóvenes es preferible dejar un trozo de rama con la última yema.


¿Qué instrumentos hay que emplear?

Para cortar ramas de poca sección lo más apropiado es una serpeta o gran navaja de filo cuno y muy afilado.

Para ramas intermedias conviene emplear unas tijeras de podar de las que existen dos tipos: unas útiles para una sola mano y con muelle que las mantiene siempre abiertas y otras más grandes, útiles para dos manos y de brazos más largos.

Por último, para ramas de mayor tamaño deben emplearse serruchos o hachas de mango largo.

En todos los casos los instrumentos deben ser ligeros para evitar fatigas, e ir provistos de cintas o cuerdas que permitan su sujeción en la mano. De esta forma se evitan posibles accidentes por caídas involuntarias al operar, cosa bastante frecuente.


¿Qué Finalidad tiene?

Las yemas terminales de la mayoría de los árboles segregan unas sustancias cuya misión es inhibir el desarrollo de las ramas inferiores. Si mediante la poda eliminamos las ramas apicales, estas sustancias se producen en menor cantidad y consiguientemente el número de ramas laterales y, por tanto de frutos, es mayor.


¿Qué tipos de poda existen?

Los árboles frutales suelen ser sometidos a dos tipos de poda: una denominada de « formación; cuyo fin es darle al árbol una forma adecuada que facilite la recogida de los frutos y otra de « fructificación » que aumenta la producción de frutos. Tanto en uno como en otro tipo hay a su vez dos nuevas modalidades: poda por despunte y poda por aclareo. El primer tipo consiste en la eliminación de todos los extremos de las ramas, sean jóvenes o viejas. Por el contrario, en la poda por aclareo sólo se elimina la mitad de los órganos de cualquier edad, ya sean éstos yemas, ramas o frutos. La primera, es decir, el descabezamiento, se emplea en frutales de pepita, mientras que el aclareo suele reservarse para los frutales de hueso.


¿Qué época es la más adecuada?

La mejor época para efectuar la poda de los frutales es el primer tercio de la época fría, una vez se ha producido la caída de las hojas. En ningún caso se debe podar un árbol en el que ya hayan aparecido las yemas florales pues se debilita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Mega

Suscribirse a Mega
Podrá guardar archivos